Susana Giménez fue la invitada de honor por los cien programas de "¿Quién quiere ser millonario?". Allí habló sobre su vida amorosa, contó algunos secretos y hasta fue protagonista de uno de sus tan característicos bloopers.

La diva se sentó en el banquillo frente a Santiago del Moro a fin de recaudar fondos para la Casa del Teatro. Segura y estusiasmada se dispuso a responder las preguntas del juego y, en una de las primeras consignas, ni dejó que el conductor le diera las opciones e, intentando cancherear, cometió un furcio que generó risas en el estudio.

"¿De qué color es el humo que sale de la chimenea del Vaticano, anunciando la elección de un nuevo papa?", indagó del Moro. Y Susana se adelantó a responder "blanco" sin esperar a que éste leyera las opciones. Mientras el conductor le pedía que no se agrande y lo deje terminar de hacerle la pregunta, la diva le respondió: "Pero esa la sabía, 'Habemus papus'", dijo contenta.

Pero Santiago le marcó el error y expresó: "Papa, papus es otra cosa".