El conductor contó un dato revelador sobre las acciones de sus padres que lo hicieron sentir señalado y marginado por sus allegados.


Rodrigo Lussich sorprendió al contar una dura experiencia que le tocó vivir cuando era niño. El periodista suele revelar los secretos de los famosos pero poco habla sobre los suyos. En el marco de la detención del hijo de Mario Teruel, acusado de violación y de la incautación de plantas de marihuana en la casa del músico, el conductor de Confrontados (El nueve) recordó la adicción de sus padres.

En el marco del hallazgo que realizó la policía en la casa del cantante de Los Nocheros, Ximena Capristo comentó que Teruel tenía una postura muy laxa sobre el consumo de marihuana y que su familia la fumaba de manera habitual. En esta línea, Carla Conte llamó a no desviar la mirada de “lo importante” que es la grave denuncia que pesa contra su hijo, Lautaro. Y usó el término “no ponerse la gorra”, respecto a este tema.

En esta línea, Lussich reflexionó sobre cómo fue cambiando la postura de la sociedad respecto al consumo de esta droga e hizo una revelación sobre su infancia. “Ahora son todos cancheros, ahora todos fuman porque está de moda, en los años 70 cuando yo tenía seis años y mis padres fumaban marihuana ser el hijo de los drogadictos era muy difícil, y ahí eras señalado, marginado y ahí sí que se ponían la gorra”, aseguró el periodista.

Ante la sorpresa de sus compañeras, agregó: “Ahora todos son fumones, tiene plantas en el balcón, todos piden la legalización, tienen invernaderos, tienen lucecitas, pero hay que bancársela siendo un niño, así que a mí con el porro no me jodan, porque es doloroso”.





Comentarios