La investigación se centró en aquellas personas que interrumpen su rutina de entrenamiento para mostrarse en las redes sociales. ¿Conocés alguna?


Un estudio de la Universidad de Burnel, en Londres, puso en alerta a todas aquellas personas que viven tomándose fotos antes, durante y después de entrenar. Según sus conclusiones, tienen problemas de narcisismo y baja autoestima.

No se trata de aquellas personas que comparten una postal en las redes sociales para mostrarles a sus amigos que retomaron en gimnasio, sino de las que suben fotos a cada rato, interrumpiendo su rutina de ejercicios.

Las personas que todo el tiempo se toman selfies durante sus entrenamientos estarían buscando la aprobación constante de los demás e intentando demostrar el tiempo que invierten en el cuidado de su cuerpo.

Para ello, los expertos analizaron a 555 usuarios en Facebook que parecían cumplir con el perfil buscado e intentaron explicar el sentido de los “Me Gusta” en la psiquis de estos usuarios. 

Según los investigadores, el objetivo principal de la publicación es jactarse de cuánto tiempo invierte en su apariencia. Al parecer, estas actualizaciones de estado también ganan más “Me Gusta” en Facebook que otros tipos de publicaciones.

“Los narcisistas publicaron más frecuentemente cosas sobre sus logros, lo cual es motivado por su necesidad de atención y validación de la comunidad. Aquellas personas que reciben apoyo en forma de ‘Me gusta’ podrían sentirse mejor al ver que forman parte de la gran masa social”, asegura la autora del trabajo, Tara Marshall a Business Insider.

Está comprobado que las fotos sacadas en el gimnasio o haciendo ejercicio físico son de las que más “Me gusta” cosechan en internet.

Marshall considera que el aumento de la cantidad de “Me gusta” en las publicaciones podría ser porque los usuarios de algún modo le dan su apoyo o aprobación por respeto, pese a que en el fondo se “disgustan secretamente por tales exhibiciones egoístas”.

Narcisismo y baja autoestima: es lo que asegura la investigadora Tara Marshall que padecen aquellas personas que no pueden dejar de sacarse fotos en el gym.

Lo que el estudio concluyó es que las personas que repiten esta conducta tienen una tendencia al narcisismo, un problema psicológico basado en la admiración excesiva de uno mismo, que puede trasladarse al ámbito laboral o familiar; además de una baja autoestima que busca incansablemente la aprobación de los demás.  





Comentarios