Tres días después del regreso a las aulas en el nivel primario e inicial, este miércoles autorizaron clases presenciales en secundarias de Rosario y San Lorenzo para lugares con bajo riesgo sanitario frente al coronavirus. El Ministerio de Educación de Santa Fe tomó la medida en 12 localidades de menos de 7 mil habitantes.

//Mirá también: Vuelven las clases presenciales en Rosario y San Lorenzo

La suspensión en ambos departamentos se había iniciado el lunes 3 de mayo y empezó a flexibilizarse a partir de las gestiones del Gobierno provincial ante las autoridades nacionales. En este caso, la última resolución la cartera educativa comprende a pueblos en los que no se aislaron burbujas con contagios o casos sospechosos en las últimas semanas.

En el caso de Rosario, la medida comprende a las instituciones de Arminda, Coronel Domínguez, General Lagos, Piñero, Pueblo Uranga, Soldini y Villa Amelia. En San Lorenzo autorizaron a cinco localidades: Coronel Arnold, Fuentes Luis Palacios, Pujato y Ricardone.

//Mirá también: Padres de alumnos rosarinos afirman que “los chicos se cansaron del Zoom”

Durante la jornada, el gobernador Omar Perotti recordó que el sistema de salud en la provincia está trabajando al límite. En ese contexto, aseguró que siguen “evaluando la situación sanitaria día a día” para determinar si se puede ampliar el régimen de clases presenciales en la zona más poblada del sur santafesino.

El fin de semana se hará el corte de los números en el tema epidemiológico”, explicó el mandatario a la hora de ratificar su vocación de ampliar al máximo la actividad en las escuelas. El último decreto con restricciones por la segunda ola de la pandemia rige hasta el viernes 21 de mayo.