Violencia en Rosario: el nuncio apostólico le pidió a la Virgen “paz para la ciudad”

Miroslaw Adamczyk se refirió al problema de los homicidios y la inseguridad durante una misa multitudinaria.

El religioso polaco fue el orador principal en el Patio Cívico del Monumento.
El religioso polaco fue el orador principal en el Patio Cívico del Monumento. Foto: Arquidiócesis de Rosario

El festejo del 250° aniversario de la llegada de la imagen de la Virgen del Rosario incluyó este sábado un mensaje sobre violencia y la inseguridad. Durante el encuentro religioso en el Monumento Nacional a la Bandera, Miroslaw Adamczyk expresó: “Pedimos paz para la ciudad a la patrona de esta tierra”.

La participación del nuncio apostólico en Argentina fue la principal novedad de la celebración que se llevó a cabo el mismo día de la Marcha del Orgullo. Antes de la misa en el Patio Cívico se realizaron otras actividades, incluida la tradicional procesión por calle Córdoba.

La movilización católica partió desde la Catedral y luego continuó con un encuentro al que asistieron decenas de obispos y sacerdotes. Adamczyk tomó un rol protagónico de espaldas a la torre y estuvo acompañado por el arzobispo Eduardo Martín.

¿Qué dijo el nuncio apostólico en Argentina sobre Rosario?

“Pedimos a la Virgen del Rosario, la paz para la ciudad” manifestó Miroslaw Adamczyk este sábado. Enfrente, miles de personas escucharon una reflexión que fue más allá de la coyuntura y la falta de seguridad creciente en la ciudad.

Durante la misa central de la fiesta patronal, el sacerdote polaco ponderó “la fuerza de las cosas sencillas y el poder de los gestos simples”. A continuación desarrolló diferentes conceptos sobre la religión católica.

“Si tenemos fe y recta intención, podemos hacer milagros en nuestra vida”, aseveró el nuncio apostólico. Por otra parte reivindicó la oración del Rosario, ya que “no siempre es suficientemente popular entre los fieles”.

La misa se llevó a cabo en el marco de una tarde casi veraniega.
La misa se llevó a cabo en el marco de una tarde casi veraniega. Foto: Arquidiócesis de Rosario

A primera hora, los festejos patronales se abrieron con una ofrenda floral a la Virgen. Monseñor Martín encabezó esta actividad junto a la presidenta del Concejo Municipal, María Eugenia Schmuck.

Más tarde empezó la procesión por las calles de la ciudad. Miles de personas se encolumnaron rezando detrás de la imagen de la santa patrona y luego de la misa se llevó a cabo una fiesta popular en el Patio Cívico.

Temas Relacionados