Actualmente hay unos 300 rosarinos que deben permanecer en sus domicilios cumpliendo el aislamiento obligatorio por haber regresado de viaje del exterior. El 60% de ellos estuvo en Estados Unidos, que se convirtió en el lugar más elegido por los turistas para vacunarse contra el coronavirus.

//Mirá también: Vacuna COVID-19 en Rosario: la ciudad ya vacunó al 48% de los mayores de 18 años

Los datos corresponden a la Secretaría de Cooperación Internacional e Integración Regional de Santa Fe, y a la delegación Rosario de la Dirección Nacional de Migraciones, que realizan las tareas de control de aislamiento en conjunto con los ministerios provinciales de Seguridad y Salud y la Secretaría de Protección Civil.

“El 50% de ingresos provenientes del exterior son personas que declaran estar viviendo en el Gran Rosario. Por ello, es fundamental el trabajo conjunto de provincia y autoridades locales para el control y evitar el ingreso de nuevas cepas como la Delta a la provincia de Santa Fe”, indicaron.

Actualmente hay unos 300 rosarinos que deben permanecer en sus domicilios cumpliendo el aislamiento obligatorio.Gobierno de Santa Fe

A quienes llegan del exterior se les recuerda que si incumplen con la normativa vigente son plausibles de recibir penas que van de uno a seis años de prisión por el delito de propagación de pandemia en emergencia sanitaria.

Según lo que informan en sus declaraciones juradas los pasajeros, se realiza un control de permanencia en los domicilios de aquellos que cuenten con PCR negativo al momento de ingresar y hasta cumplir los 7 días, siempre y cuando cuenten con un resultado de PCR negativo. Y en caso de certificar un incumplimiento de la norma, se labra un acta y notifica que la persona está incurriendo en un delito.

//Mirá también: Fuerte reprimenda de la Provincia a Venado Tuerto por desobedecer restricciones sanitarias

Al momento de ingresar al país, es necesario que los ciudadanos cuenten con el certificado de PCR negativo realizado con no más de 72 horas de anticipación. Asimismo, deberán realizarse otro PCR al momento del arribo al aeropuerto internacional de Ezeiza, teniendo que repetir el procedimiento a los 7 días de la llegada.

En caso de ser positivo el test realizado en Ezeiza, la persona deberá cumplir con el aislamiento en un hotel de Ciudad Autónoma de Buenos Aires a cargo del pasajero/pasajera. Solo podrán dejar el domicilio establecido en la DDJJ a los 7 días y con el resultado negativo de PCR.