En vísperas del primer aniversario de la muerte de Carlos Daniel Orellano, la familia del joven presentará un proyecto para crear un espacio de memoria en Ming River House. Este lunes adelantaron que la propuesta apunta abrir un centro de asistencia a las víctimas y promover actividades culturales.

Mientras la Justicia trabaja sobre la hipótesis de un homicidio con cuatro personas bajo prisión preventiva en la causa, el padre de “Bocacha” impulsa la reconversión el boliche donde desapareció su hijo. Sobre la iniciativa, destacó que los familiares de las víctimas de episodios de este tipo “no tienen la posibilidad de acceder a un asesoramiento y acompañamiento jurídico gratuito”.

“Queremos llevar adelante una orientación en derechos humanos, con abogados, antropólogos, médicos y peritos forenses que se dediquen a defender a la gente de escasos recursos que pasan por una situación parecida”, sostuvo Edgardo Orellano.

El rosarino de 23 años fue visto con vida por última vez la madrugada del 24 de febrero de 2020, cuando lo echaron de Ming. Dos días después, encontraron su cuerpo flotando en el río Paraná frente al mismo local bailable. Por el caso imputaron a una pareja de policías, el jefe de seguridad de establecimiento y uno de los patovicas que trabajó esa noche.

El proyecto para crear el sitio de memoria será presentado este miércoles a la mañana en el Concejo Municipal de Rosario. A las 18 se realizará un acto en La Fluvial por el primer aniversario de la muerte de “Bocacha”, quien será homenajeado por su familia y amigos.