Ante la ola de violencia e inseguridad que azota a Rosario, la concejala de Juntos por el Cambio, Renata Ghilotti, propuso impartir clases de defensa personal en secundarias, clubes y vecinales. “Mientras esperamos que el Estado reconozca su fracaso y comience a cuidarnos de verdad, los rosarinos necesitamos herramientas para prevenir ser víctimas de situaciones violentas”, argumentó.

//Mirá también: Vecinos detuvieron a dos motochorros en pleno centro

Ghilotti propuso incorporar clases de defensa personal dentro de la currícula optativa en colegios secundarios, además de, mediante un programa municipal, llevar esta disciplina de forma gratuita a clubes y vecinales. “La gente ya asumió que ante los arrebatos la presencia de la policía no existe y que debe cuidarse por sí misma. Muchos toman recaudos como por ejemplo avisar cuando llegan, evitar transitar por calles oscuras, o procuran salir acompañados”, sostuvo.

“Mientras esperamos que el Estado reconozca su fracaso y comience a proteger de verdad a los rosarinos, la entrega de herramientas para la prevención y protección individual resultan indispensables hoy en día”, añadió.

Vecinos arrestaron a delincuente en Rosario

“Las clases de defensa personal en clubes y vecinales deberán ser gratuitas, para lo que el municipio tendrá que realizar los convenios correspondientes. Mientras que en colegios secundarios le solicitamos al Ministerio de Educación incorporar la disciplina de forma optativa dentro del plan de estudios”, agregó la concejala alineada con Patricia Bullrich.

Al respecto de los contenidos, indicó que las clases de defensa personal deberán ser tanto para hombres como mujeres, e incluirán herramientas prevención de delitos y hechos violentos, control del miedo, cómo actuar bajo estrés, manejo del cuerpo, la fuerza y los impulsos.

//Mirá también: Tres casos de justicia por mano propia en la provincia de Santa Fe

“No se trata de fomentar y estimular el arresto civil. El caso de Diego (Fisherton) nos enseñó que eso puede terminar en tragedia para todos. Pero no podemos negar que es una realidad que sucede a diario y que hoy, los vecinos de Rosario se encuentran absolutamente indefensos y a merced de los delincuentes. Con estas herramientas podrán al menos intentar prevenir ser víctima de situaciones violentas”, sentenció.

Para graficar estos hechos, desde el equipo de la concejala contabilizaron 15 casos de arrestos civiles en los últimos meses. “Se trata de una postal recurrente, consecuencia directa de una provincia en estado de descomposición social y sin seguridad pública”, aseveró Ghilotti.