Este miércoles a la noche se confirmaron dos nuevos crímenes en Rosario como resultado de ataques a balazos en diferentes puntos de la ciudad. De esta manera, la jornada concluyó con un promedio preocupante, ya que en lo que va de febrero se registra un homicidio cada 28 horas en todo el departamento.

El primer episodio tuvo lugar sobre Cullen al 3500, cerca del cruce con Bulevar Seguí. Allí la Policía confirmó la muerte de un joven de 19 años acribillado dentro de su auto. Los primeros testimonios recogidos en el lugar daban cuenta de que los agresores llegaron a la zona en dos motocicletas.

El conductor del Volkswagen Bora falleció en el acto después de la emboscada en la zona oeste y no había personas detenidas por el hecho.

Distinto fue el desenlace más cerca de la medianoche, donde un hombre de 44 años fue atacado a balazos en su casa de barrio Ludueña. En este caso, la víctima fue trasladada al Hospital Alberdi y luego la derivaron al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca), donde finalmente falleció por las lesiones que presentaba.

De acuerdo a la versión preliminar, Hernán A. estaba en su domicilio cuando fue sorprendido por los tiradores. Su esposa estaba en el lugar, aunque resultó ilesa luego de los disparos.

A partir de estos casos, ya se registraron 34 homicidios en el departamento Rosario en lo que va del año. La cantidad de casos subió rápidamente este mes luego de que enero concluyera con 13 víctimas fatales, según datos del Observatorio de Seguridad Pública (OSP) de Santa Fe.