El descanso de Lionel Messi en Rosario duró menos de cuatro días. Este miércoles a la noche, la “Pulga” y su familia se fueron en aviones separados. Su esposa Antonela Roccuzzo utilizó su avión privado, mientras que el jugador contrató un vuelo chárter.

//Mirá también: La emoción del abuelo de 100 años al que Lionel Messi le envió un saludo

El capitán de la selección nacional de fútbol llegó a la estación de Fisherton acompañado de su pareja, sus padres y sus hijos, entre otras personas. Allí abordaron naves diferentes rumbo al sur de los Estados Unidos. Sin embargo, se espera que la “Pulga” viaje a Barcelona para negociar su nuevo contrato con el club.

Antonela Roccuzzo y sus hijos tomaron un avión diferente luego de llegar al aeropuerto junto a messi.Juan José García | Clarín

Luego del emotivo reencuentro en la plataforma del Aeropuerto Internacional “Islas Malvinas”, Leo y Antonela tomaron vuelos separados. El futbolista y su papá Jorge Messi compartieron el mismo avión, por lo que se barajaba la posibilidad de que ambos cruzaran el océano Atlántico en las próximas horas.

//Mirá también: El divertido baile de Antonela Roccuzzo en el medio de su entrenamiento con Leo Messi

La “Pulga” se convirtió en jugador libre a los 34 años mientras disputaba la Copa América con Argentina en Brasil. En Barcelona esperan su llegada para negociar y el presidente Joan Laporta se mostró confiado en asegurar la continuidad de la máxima estrella de las últimas dos décadas.

Las aeronaves partieron este miércoles a la noche desde la estación de Fisherton.Juan José García | Clarín

Messi llegó a Rosario el último domingo después conquistar su primer título con la Selección a casi 16 años de su debut con la camiseta albiceleste. Mientras define cómo continuará su carrera, la familia decidió tomarse unos días de vacaciones en el estado de Florida.