La Justicia Civil de la ciudad de Victoria, Entre Ríos, rechazó la pretensión del empresario Enzo Mariani de quedarse con parte de las tierras del llamado Legado Deliot, que fueron cedidas a la Municipalidad de Rosario. El reclamo es por 807 hectáreas de un total de 2.204 que fueron legadas al municipio por Carlos Deliot y ubicadas en la zona de islas, jurisdicción de Victoria.

La resolución fue dictada por el juez de primera instancia Luis Francisco Márquez Chada, quien rechazó la pretensión del empresario ganadero que ocupa de manera ilegítima esas tierras. En su resolución, el magistrado señala que las pruebas presentadas por el empresario no acreditaron sus dichos ni sus pretendidos derechos.

“Recuperar la integridad del Legado Deliot es un paso fundamental en el compromiso por preservar los humedales y los derechos del municipio, y seguir peleando por una legislación nacional que le dé protección efectiva a todo el Humedal”, destacó el intendente Pablo Javkin tras conocerse la trascendente determinación judicial.

Según se indica en el fallo, Mariani alegaba ocupar las tierras durante un plazo que no pudo acreditar, no pagó impuestos de manera periódica y los testigos que ofreció fueron dubitativos, confusos y contradictorios.

Pese a los reiterados reclamos del municipio, el ocupante construyó en el lugar desde una casa importante a terraplenes, cercos, mangas, tanques y un galpón para su negocio de ganadería, impactando sobre la flora y la fauna del lugar.

Legado Deliot. (Municipalidad de Rosario)

Los humedales son zonas terrestres que están temporal o permanentemente inundadas, conformando ecosistemas que brindan beneficios ambientales, entre los que se encuentran: el albergue de biodiversidad, la captación de nutrientes y contaminantes del agua, el abastecimiento de agua dulce y la amortiguación de inundaciones, entre muchos otros. También cumplen un rol importante respecto al cambio climático, tanto para los procesos de mitigación como para los procesos de adaptación.

Desde hace muchos años los humedales ubicados frente a las costas de Rosario vienen sufriendo el impacto de la acción del hombre, siendo visible el pasado año con los incendios, que produjeron la quema de más de 300.000 hectáreas en la zona del Delta del Paraná, y que llevaron al municipio y a las propias organizaciones a tomar acciones a través de la Justicia.

En la apertura de sesiones del Concejo Municipal 2021, el intendente recordó que, pese a todos los esfuerzos, se siguen produciendo quemas en la zona de islas “dañando el medioambiente para provecho de unos pocos y generando daños gravísimos al Humedal, a la fauna y a los que vivimos en las riberas del Paraná”.

Tras mencionar que se está llegando “a un punto irreversible en una problemática que tiene más de 15 años” y que desde el primer día de su gobierno se hizo todo lo que estuvo a su alcance para detener los incendios y hacer que los responsables rindan cuentas ante la Justicia; recordó la firma de sendos convenios con el Ministerio de Ambiente de la Nación para la instalación de Faros de Conservación, y que guardabosques cuiden y patrullen los humedales; y con la Universidad Nacional de Rosario, para la instalación de una base de producción científica, experimental y educativa en las islas, con presencia constante en la zona para prevenir los incendios.