La Corte Suprema de Justicia provincial revocó la condena al policía Ramiro Rosales por el crimen de Jonatan Herrera y ordenó que vuelva a ser juzgado. Los supremos señalaron que los camaristas, que habían avalado la condena de primera instancia a seis años y medio de prisión por gatillo fácil fueron “arbitrarios”.

Los jueces de la corte Daniel Erbetta, Rafael Gutiérrez, Guillermo Spuler y el juez de cámara Enrique Álvarez consideraron que Rosales debió dar la voz de alto previamente y evaluar la situación general de riesgo, coordinando su accionar con los demás efectivos policiales que actuaban en el lugar. “Nada de eso se hizo, sino todo lo contrario, se bajó raudamente del colectivo arma en mano y disparó sin cerciorarse de nada, ni asegurarse de no constituirse él en un riesgo mayor”, explica la resolución.

Reclamo de Justicia por Jonatan Herrera

Es por eso que consideraron con las pruebas recogidas resulta incompatible el encuadre en la figura de un homicidio culposo. Por su parte, Mario Negri, María Angélica Gastaldi y el presidente de la corte, Roberto Falistocco convalidaron la condena inicial a Rosales.

Esta sentencia no implica un nuevo juicio sino una nueva audiencia en segunda instancia con otros camaristas. Más allá del fallo dividido, sí hubo consenso en reprobar la acción policial que contaminó claramente la escena del crimen para que no sea esclarecido.

Marcha por Jonatan Herrera

El hecho ocurrió el 4 de enero de 2015 a las 15:15, cuando Herrera lavaba su auto en Villar y Ayacucho. De repente, el delincuente Brian Vespucio apareció perseguido por personal del Comando Radioeléctrico tras haber robado una juguetería. Los agentes de la Policía de Acción Táctica (PAT) Ramiro Rosales, Francisco Rodríguez, Luis Sosa y Jonatan Gálvez vieron la escena desde un colectivo y bajaron a los tiros.

Herrera intentó refugiarse detrás de un árbol, pero lo alcanzaron las balas y falleció a causa de las heridas recibidas. Cuatro policías fueron condenados por el hecho en 2017, recibiendo Rosales la pena más alta por homicidio culposo. Sin embargo la Fiscalía y la querella apelaron tanto en primera instancia como en cámara.