Esteban Alvarado sumó su segunda condena en siete días, ahora por narcotráfico

El principal rival de “Los Monos” fue declarado culpable en Rosario por el envío de 493 kilos de marihuana.

El ex ladrón de autos ya había recibido la pena máxima el último viernes tras un juicio en el fuero provincial.
El ex ladrón de autos ya había recibido la pena máxima el último viernes tras un juicio en el fuero provincial. Foto: Marcelo Manera

Señalado como el mayor adversario de “Los Monos” en la disputa por el negocio de la droga en Rosario desde hace una década, Esteban Alvarado fue condenado por narcotráfico por primera vez. El fallo por mayoría se dio a conocer este jueves y es la segunda sentencia en siete días, ya que la semana anterior fue declarado culpable en otro juicio en el fuero provincial.

El ex ladrón de autos recibió una pena de 15 años de prisión efectiva como organizador del envío de 493 kilos de marihuana a la Patagonia. El traslado fue detectado en 2017 en la provincia de Río Negro, pero el principal responsable de la maniobra delictiva recién fue procesado a fines de 2019, nueve meses después de haber sido capturado en la provincia de Córdoba por otra causa.

El Tribunal Oral en lo Criminal 2 consideró probado que Alvarado armó el plan para llevar el cargamento de droga escondido en un camión con semirremolque. Por ese episodio ya condenaron a otras cuatro personas, todas consideradas como parte de la banda del comerciante.

La semana anterior, el máximo rival de “Los Monos” recibió la pena de prisión perpetua tras el juicio por el secuestro y homicidio del prestamista Lucio Maldonado, así como el lavado de activos, amenazas y otros delitos. En esta oportunidad, el Ministerio Público Fiscal (MPF) consiguió la primera sentencia contra el rosarino por infracción a la ley de estupefacientes, aunque había pedido 20 años de cárcel.

“Doscientos allanamientos y ni un porro”

Antes de la lectura del veredicto del tribunal federal integrado por Ricardo Vázquez, Otmar Paulucci y Eugenio Rodríguez, el único imputado pidió la palabra. Conectado por videoconferencia desde el penal de Ezeiza, Alvarado se declaró inocente y reiteró que no tiene nada que ver con el cargamento de droga secuestrado hace casi cinco años.

En su última declaración del juicio, el comerciante rosarino insistió que en que existe “presión mediática y política” para mantenerlo en prisión. Según informó Conclusión, aseveró: “En 200 allanamientos no me han sacado ni un porro”.

Temas Relacionados