La víctima fue hallada el 13 de noviembre en la colectora de Circunvalación con un disparo en la nuca.


Personal de la Prefectura Naval, la Policía Federal y de la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) efectuaron este jueves 14 allanamientos en el marco de la causa que investiga la muerte de Lucio Maldonado. Uno de los domicilios pertenece a un alto jefe policial.

El hombre de 37 años fue hallado el martes 13 a la vera de la colectora de Circunvalación con un disparo en el nuca y un cartel que decía “Con la mafia no se jode”.

Lo hallaron con un mensaje mafioso en Oroño y Circunvalación.

Dos días antes lo habían secuestrado cuatro hombres cuando llegaba a su casa de Garibaldi al 600. Los captores lo subieron a una Renault Kangoo y uno de ellos se llevó el Chevrolet Cruze de la víctima.

Este auto estuvo detenido en una casa vinculada a Esteban Alvarado, a unos ocho kilómetros de Rosario, quien por esa razón podría ser implicado como partícipe del homicidio.

Ese domicilio fue allanado el miércoles por la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) que no halló al hombre en cuestión pero si encontraron impuestos y resúmenes de cuentas a nombre del sospechoso.

A partir de allí, se concretaron este jueves otros 14 operativos en Almafuerte. 1400; Camino de las Carreteras al 8300; Misiones al 800, se secuestró dinero; Fuerza Aérea al 2300, se secuestró vehículo particular; Cochabamba al 6800; Montevideo al 7200; Los Gallegos al 1100; Zuviria al 100; Central Argentino al 180; Tarragona al 800; Juan XXIII al 1400 en el que se detuvo a Miguel Ángel M. por la tenencia de pistola calibre 32; y Gálvez al 6100 donde se incautaron 11 vehículos.

En el procedimiento realizado en el barrio cerrado Funes Hills  solo estaba Rosa Natalí C., la esposa de Alvarado.  Además, por el allanamiento que se realizó en un departamento en  ​Condominios del Alto que pertenece a J.M., un jefe de inteligencia de la Policía de Investigaciones (PDI), el Ministerio de Seguridad lo separó preventivamente de su cargo.

Los fiscales libraron la orden de detención de Alvarado, quien había sido condenado en 2016 a seis años y seis meses de prisión como jefe de una asociación ilícita dedicada a robar vehículos en el conurbano bonaerense y desguazarlos en Rosario. Tras cumplir la mitad de la condena recuperó la libertad.






Comentarios