El tiempo en Rosario: volvió el humo y este jueves sube la temperatura

Tras un amanecer con olor a quemado en el centro, el pronóstico para el 9 de marzo anuncia una máxima de 37 grados.

El día empezó con alta temperatura y algunas nubes en el cielo.
El día empezó con alta temperatura y algunas nubes en el cielo. Foto: @okampus

Bajo condiciones extremas para el clima de verano, este jueves se mantiene el alerta amarilla por la ola de calor. A primera hora volvió el humo a Rosario y se complicó el arranque de una jornada complicada, ya que el pronóstico anunció un nuevo aumento de temperatura a nivel local.

A diferencia de lo que ocurrió el día anterior, a primera hora no hubo chances de ilusionarse con una mañana fresca. La marca del termómetro superó los 20 ° desde temprano y el viento desde el sur trajo el olor a quemado a diferentes sectores del centro de la ciudad.

¿Cómo estará el tiempo en Rosario el jueves 9 de marzo?

Según el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), este jueves se espera una tarde de muchísimo calor en Rosario. Si bien puede producirse un leve descenso de antes del fin de semana, no hay lluvias a la vista ni señales de que el verano deje de mostrar su peor cara.

El pronóstico anuncia una pico de 37 grados durante la jornada y no es el valor más alto en el reporte oficial. Entre el domingo y el lunes asoman máximas de 38 ° en la ciudad.

Salvo el sábado, hasta el martes se esperan mañanas templadas y tardes agobiantes en Rosario. En general, el informe del SMN anuncia días con el cielo parcialmente nublado.

¿Cómo evitar un golpe de calor?

Según informó la Municipalidad de Rosario, cualquiera puede sufrir un golpe de calor. Lo fundamental para evitar problemas de salud es ingerir alimentos frescos y livianos y mantenerse hidratado.

Bajo un alerta amarilla, las condiciones meteorológicas pueden ser peligrosas incluso para quienes pertenecen a grupos de riesgo: niños y niñas, mayores de 65 años o con enfermedades crónicas. Las autoridades sugieren adoptar las siguientes medidas:

  • No ingerir bebidas o comidas calientes o pesadas.
  • Mojarse el cuerpo con frecuencia.
  • Evitar el sol, sobre todo al mediodía o en las primeras horas de la tarde.
  • Usar sombreros y protector solar.
  • Vestir ropa holgada y liviana, preferentemente de algodón y colores claros.
  • No consumir alcohol, ya que aumenta la temperatura corporal y la deshidratación. No conviene tomar cerveza.
  • Evitar esfuerzo físico o actividades deportivas exigentes.
  • Sentarse y descansar ante mareos o fatiga.
  • Ofrecerles agua o jugos naturales a niños y niñas en forma frecuente sin esperar que lo pidan.
  • Amamantar más seguido a quienes sean lactantes.
  • Nunca dejar a niños y niñas dentro de un vehículo estacionado y cerrado.