Aunque el frío típico del clima de invierno retrocedió un poco, el tiempo en Rosario está lejos de ser el ideal para esta época del año. El pronóstico anuncia un miércoles gris con alguna posibilidad de lluvias en las últimas horas del día.

La jornada arrancó con una marca de 10,8° en el termómetro, el cielo cubierto y visibilidad apenas reducida. Rumbo a una mañana en la que puede registrarse neblina en algunos sectores, es posible que el viento desde el norte alcance una velocidad de 22 kilómetros por hora pasado el mediodía.

Según el informe del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), las condiciones no mejorarán en Rosario durante este miércoles con una máxima de 17 grados. Por el contrario, anticipan una tarde mayormente nublada y hay bajas chances de lluvias aisladas por la noche.

De acuerdo al pronóstico, el jueves se espera que el tiempo mejore a nivel local. Si bien se prevé un descenso de temperatura con una mínima de 4 grados, también es probable que aparezca el sol desde temprano.

Según los datos del SMN, el viernes resurge la posibilidad de lluvias en Rosario, aunque sólo se prevé que caigan algunas gotas entre la tarde y la noche. De cara al fin de semana, el sábado se viene una jornada agradable, pero el domingo empeora el panorama con nuevas precipitaciones.