El invierno marcó la cancha de entrada después del fin de semana largo en Rosario. El pronóstico anuncia un miércoles gris con viento desde el sur como factor clave para no descuidar el abrigo durante la jornada.

La jornada arrancó con una sensación térmica cerca del grado cero, cielo nublado y humedad del 86 por ciento. Si bien la visibilidad era normal, la Agencia Provincial de Seguridad Vial (APSV) advirtió sobre demoras en el tránsito por un paro de transportistas de carga.

Según el informe del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), la temperatura en Rosario no superará los 12 ° durante miércoles. A la tarde es poco probable que salga el sol a pleno y recién se espera que el panorama se despeje un poco durante el jueves.

El pronóstico es similar para lo que resta de la semana corta en la ciudad, ya que las mínimas recién subirán un poco entre el domingo y el lunes. Mientras tanto, las marcas del termómetro seguirán lejos de los 20 grados.

Si bien no hay lluvias a la vista en Rosario al menos hasta el viernes, tampoco se espera que las nubes le den tregua a quienes sufren más el frío. En tanto, el lunes asoma alguna chance de precipitaciones en la ciudad y la región.