Un querido cuidacoches de la ciudad pasó un muy feliz cumpleaños luego de que una familia llegara hasta Rosario procedente de Funes para saludarlo especialmente. Una mujer que se lo había cruzado meses atrás se lo había prometido y cumplió.

//Mirá también: Un trapito recibió prisión preventiva por rayar un auto

Todo comenzó cuando Maricel comenzó a dejar el auto en la zona de Zeballos entre Oroño y Balcarce para realizarse unos estudios médicos. En ese sector de la ciudad trabaja Cristian, de 29 años, quien estaba muy enojado porque alguien le había pagado en moneda extranjera y entonces no podía cambiar ese dinero.

Festejaron el cumple de Cristian, el cuidacoches de Zeballos y Balcarce@everarnoldo | Twitter

Fue entonces que la mujer le pidió que se calmara y le sugirió que valorara lo que tenía. Entonces, el joven le respondió: “Señora, usted quiere hacerme llorar, yo no tengo nada y nunca me festejaron un cumpleaños”, recordó en diálogo con Radio 2.

Se quedaron hablando un rato largo, y Maricel se agendó la fecha de cumpleaños de Cristian. El día indicado, preparó carteles de festejo, le hizo una torta y se llegó con su familia a la zona donde trabaja el muchacho. Todo el barrio se enteró del cumpleaños y salió a saludarlo y a hacerle regalos.

//Mirá también: Asesinó a un cuidacoches con una botella de vidrio y recibió ocho años de prisión

“Es lo mejor que me pasó en todo el día –empezó–, es la bendición de ellos, que sean alegres, es la mejor gente, que disfruten la vida porque no hay mucha gente como ellos”, dijo emocionado Cristian y aseguró que se puso a llorar cuando llegó la familia con la torta.

“Me cantaron el feliz cumpleaños y es lo mejor que me pudo pasar en la vida porque nunca me dijeron «feliz cumpleaños», y donde menos lo esperaba. Lo re valoro en el corazón”, manifestó y confesó que el cartel con el feliz cumple se lo guardará como recuerdo.