El diputado provincial, y pastor de la Iglesia Evangélica, Walter Ghione, criticó la prohibición de actividades religiosas en ámbitos cerrados, anunciada por el gobernador Omar Perotti en el marco de las medidas restrictivas por la segunda ola de coronavirus.

//Mirá también: Vuelven las clases presenciales de primaria y nivel inicial en Rosario y San Lorenzo

“Se toman medidas sin fundamento alguno, cerrando actividades que respetan el protocolo, mientras el propio Estado no controla, ni previene las fiestas clandestinas”. El legislador provincial por Vida y Familia, cuestionó que sean las iglesias las que sufran las restricciones.

El pastor y diputado provincial, Walter Ghione. (@Walterghione)@Walterghione

“Nuestras congregaciones, al igual que muchas actividades, funcionan bajo el cumplimiento estricto del protocolo. Y donde nunca se han manifestado situaciones de contagios que pongan en alerta al sistema sanitario”, dijo.

Ghione destacó que los especialistas advierten que el foco de contagios se produce en los encuentros privados, en las fiestas clandestinas, y sobre todo, en los episodios de convocatoria masiva como la originada antes y después de encuentros futbolísticos como el clásico rosarino, “donde no se respetó ninguna medida de seguridad”, planteó.

//Mirá también: Vacunaron a más de 19 mil personas con discapacidad en Santa Fe

“El Estado es culpable de la falta de control, pero sobre todo de la ausencia de prevención. Hacen manotazos de ahogados y toman decisiones que responden a lobbys. Borran con el codo lo que escriben con la mano: ¿Acaso Alberto Fernández haciendo un acto político rodeado de 50 personas, no es una contradicción en sí misma a su Decreto, que impide y sanciona la reunión de más de veinte asistentes en un espacio público?”, preguntó irónicamente.

“El comportamiento errático y permeable a las presiones, que manifiesta el Gobernador, configura un perjuicio para todos los santafesinos”, remató.