La prórroga de la prohibición de la pesca y la navegación generó este lunes una protesta contra las restricciones en Santa Fe. Quienes trabajan en actividades vinculadas al turismo decidieron manifestarse en tres ciudades con diferentes modalidades y el Gobierno decidió recibir a un grupo para tratar el tema.

//Mirá también: Sigue todo igual con las restricciones en Santa Fe salvo la presencialidad escolar

Cabañeros, guías de pesca y prestadores de otros servicios decidieron cortar la calle en la capital provincial para pedir que flexibilicen las medidas sanitarias por la pandemia de coronavirus. La manifestación concluyó al mediodía, cuando se pactó un encuentro con representantes de la Casa Gris.

En paralelo con esa acción, otro grupo decidió concentrarse sobre el acceso al puente Rosario-Victoria y hubo una tercera protesta en la entrada al puerto de Reconquista. En el caso de la ciudad de Santa Fe, el reclamo generó importantes problemas de tránsito sobre el cruce de Tucumán y Alem.

//Mirá también: Santa Fe aportará $10.000 mensuales para ayudar a trabajadores hoteleros

Los manifestantes serán recibidos este martes en el Ministerio de la Producción de Santa Fe. De antemano aclararon que no desean recibir subsidios sino la posibilidad de volver a trabajar. Del otro lado de la mesa, el secretario de Turismo, Alejandro Grandinetti, opinó que el pedido es “lícito” porque “la gente quiere trabajar”.

El equilibrio entre la salud y el trabajo

En diálogo con LT10, el funcionario dijo que a los subsidios que otorga la provincia se sumaron “aportes muy importantes de Nación”, pero explicó que los sectores afectados quieren volver a sus tareas y que el Gobierno busca “tener un equilibrio entre las necesidades en tema de salud y las de la gente de trabajar”.

Por otra parte, el ex diputado nacional recordó que el Gobierno de Santa Fe tenía como prioridad retomar la presencialidad escolar. “Era un requisito” para habilitar otras actividades, observó en alusión a la postura del Ejecutivo frente a la pandemia.

Los cabañeros indicaron a través de un escrito que solicitan “con carácter de urgencia ser incluidos en la habilitación de las actividades al aire libre”. El texto señala que “las guarderías, clubes náuticos y pesca guiada están debidamente protocolizadas y los riesgos de contagio son mínimos”, ya que “estos espacios cuentan con sistemas de burbujas.

Los manifestantes exhibieron pancartas con la leyenda “No queremos subsidios, queremos trabajar. La pesca deportiva no contagia”.