Un delincuente que se desplazaba en un carro tirado a caballos intentó asaltar a una mujer a punta de pistola. Como no lo logró, la manoseó y le dio un culatazo. Todo ocurrió delante de la hija de diez años de la víctima.

El hecho tuvo lugar el sábado por la noche en Génova al 6800, cuando la mujer iba a ingresar a un almacén junto a su hija pero se encontró con un ladrón que la arrinconó con su caballo.

La víctima se resistió, y el malviviente reaccionó con furia. Primero la manoseó, y luego la golpeó en la cabeza con la culata.

El marido de la mujer lo persiguió unas cuadras, el delincuente respondió a los tiros, pero no llegó a herirlo.