Sicarios balearon el frente de una casa en zona sur, lo que derivó en una persecución policial con un brutal tiroteo. Los delincuentes lograron escapar.

Todo comenzó en Lola Mora y Grandoli, cuando delincuentes que se desplazaban en un Peugeot Partner efectuaron múltiples disparos contra una vivienda y huyeron. Un patrullero que estaba por la zona respondió al llamado al 911 y comenzó a perseguir a los malvivientes.

En medio de la persecución se produjo un tiroteo, mientras los delincuentes escapaban por Uriburu y Grandoli, mientras seguían disparando contra los efectivos policiales.

En la zona de los Fonavi de Sánchez de Thompson y Lorenzini, los sicarios descartaron un arma de fuego y abandonaron el vehículo, para refugiarse en el interior del edificio.

La policía se quedó rastrillando el área para dar con los prófugos, y fue encontrada un arma de fuego calibre 40 que habían tirado los sicarios. Vecinos señalaron que días atrás habían dejado una nota amenazante en la zona donde se produjo la primera balacera.