“Aguanten las mujeres siempre”, sentenció María Belén del Greco este lunes luego de su presentación en “La Voz Argentina”. La cantante es la segunda participante de San Lorenzo que ingresa al concurso y enloqueció al jurado de entrada. Lali Espósito se la llevó para su equipo tras haber bloqueado a Ricardo Montaner.

A la joven de 22 años le alcanzó con unos segundos mientras interpretaba “Crazy” para hacer que los sillones se dieran vuelta frente al escenario. La ex “Casi Ángeles” sacó de carrera al venezolano y después le ganó la pulseada a Mau y Ricky.

Me rompiste el corazón. Estaba esperándote”, afirmó “Belu” tras su exitosa presentación con el hit de Gnarls Barkley. Así reveló que Soledad Pastorutti era su primera opción si superaba la prueba inicial y Lali bromeó al respecto cuando dijo que ambos equipos eran “torres de chenoa”. Así recordó la forma en que su tía se refería a las sobras de la comida de anoche.

La intérprete de “Disciplina” se llevó a la sanlorencina con mucho entusiasmo. Antes de darle un abrazo, anticipó: “Sé que tu voz va a llegar lejos en la temporada”.

Aunque no la eligió en la audición a ciegas, la “Sole” le dejó a Belén del Greco una promesa muy atractiva. “Cuando vuelva a tus pagos, comparto el escenario con vos cuando quieras”, afirmó.

“Belu” se suma la lista de participantes de la provincia de Santa Fe en “La Voz Argentina” con la particularidad de que ya hay otro cantante del cordón industrial. A diferencia de ella, Elías Pardal se metió de inmediato en el team Montaner.

De la canción de “Titanic” a las clases de inglés y psicología

La nueva integrante del equipo de Lali convivió con la música desde pequeña en su familia, pero descubrió la real magnitud de esa relación fue cuando tenía 11 o 12 años. “De la nada aparecí en un cumpleaños cantando (el tema de) ‘Titanic’”, recordó en la entrevista previa a la audición a ciegas.

Una amiga de María Belén del Greco confirmó que la interpretación de “My heart will go on” le había pegado fuerte. A la hora de repasar cuando la conoció en la escuela, Vicky comentó: “Ni siquiera llegué a verla y ya estaba de fondo sonando”.

“Belu” está cerca de recibirse de psicóloga. Mientras cursa el quinto año de la carrera, da clases de inglés en un instituto privado. En cuanto a la música, suele presentarse en bares, pero su padre y su abuelo materno lograron darle el empujón definitivo para probar suerte en “La Voz Argentina”.

“Les agradezco la insistencia”, dijo la joven sanlorencina sobre sus familiares. Así le dedicó la audición a ciegas a su papá y a su nono. En este sentido, argumentó: “Son los que no podrían irse de este mundo sin verme cantar en este lugar”.