El periodista le dedicó el programa a su mamá, quien falleció la semana pasada en Rosario.


A pocos días de sufrir un duro golpe familiar, Luis Novaresio hizo de tripas corazón este domingo en la apertura de su programa Debo Decir y le dedicó la emisión a su madre, quien falleció la semana pasada en Rosario.

Luego de saludar en forma efusiva a la hora de salir al aire, el periodista cambió la postura y se tomó varios minutos para agradecer al canal América antes de entrar al terreno personal y contar detalles sobre el calvario que sufrió para acompañar a María Olimpia, la mujer que se encontraba internada desde enero en el Sanatorio Parque.

“No es técnicamente lo que dice el diccionario, pero te sentís huérfano y la orfandad te hace adulto de un sopapo“, confesó el conductor durante el monólogo que interrumpió varias veces para evitar el llanto.

Novaresio agradeció a los médicos que lo ayudaron a él y a su familia y “especialmente a las enfermeras”, a quienes definió como “próceres” y “heroínas” por su tarea.

Luego del fallecimiento de su madre, afirmó: “La voy a extrañar enormemente por la tenacidad, la dignidad y el reírme en situaciones tremendas como estas“. Asimismo, dijo que “uno no pide nunca consejos sino convalidar la decisión que ha tomado, pero le pidió a sus televidentes que “no se pierdan la chance de abrazar a los que quieren”.

[[KVID:0_9nkvwcgu]]






Comentarios