Luego de los fuertes rumores que indicaban que el brujo Manuel había sido contactado para trabajar en el clásico rosarino, el propio brujo salió a desmentirlo y sorprendió al denunciar amenazas de parte de hinchas de Central en la previa a un nuevo partido lugareño.

En diálogo con LT3, Manuel desmintió la noticia difundida por un diario platense sobre la chance de trabajar para que la Lepra se lleve la victoria en el duelo de Copa Argentina y dijo que el que expuso esto a los medios seguro es "algún boludo que no tiene nada que hacer".

"A mi no me habló la gente de Newell's", reconoció el brujo asombrado por la repercusión que generó en la ciudad de Rosario. Y aclaró que el próximo jueves no trabajará "para ninguno de los dos, que gane el mejor".

Por otro lado, también dejó al descubierto que recibió mensajes intimidatorios de parte de hinchas de la parcialidad auriazul. "Me amenazaron sin comerla ni beberla". Y añadió: "No me meto ni con uno ni con otro. Yo estoy con estudiantes y cada tanto con Independiente".

A la hora de puntualizar sobre que le decían los fanáticos de Arroyito, Manuel manifestó que le "decían de todo". Y añadió: "Si yo tuviera algo que ver, estoy de acuerdo pero al extremo de decir que te van a pegar un tiro, que van a a lastimar a tus hijos, que te van a prender fuego".

A raíz de esto, el brujo señaló que no tiene la más mínima intención de meterse en el clásico rosarino. "Para salir lastimado ni en pedo", dijo.

"Siempre hay algún loco y no tengo que pagar las consecuencias", cerró.