Más de un cuarto de las personas sancionadas dieron positivo el test de alcoholemia.


La Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana anunció que este fin de semana se remitieron 123 autos y motos a corralones municipales como resultado de los operativos de rutina que se llevan a cabo desde la noche del jueves hasta el domingo.

Según voceros de la cartera, 35 de esas personas fueron sancionadas por consumo excesivo de alcohol, lo que representa el 28% del total de infractores. De acuerdo a los datos oficiales, el resultado más alto de los test practicados fue de 2,21 gramos por litro de sangre.

A lo largo del fin de semana, los inspectores de tránsito revisaron 647 rodados, lo que implica que el 19% del total de automovilistas y motociclistas no estaba en condiciones legales de circular. El secretario Guillermo Turrín apuntó al respecto que la mayoría no tenía la documentación los elementos de seguridad requeridos por ley.

Si bien los números son bastante similares a los resultados de la semana anterior, de la comparación surge que en esta última oportunidad hubo una cantidad más baja de controles. Así, la proporción de infracciones creció en relación a lo informado siete días atrás.




Comentarios