En su mayoría son importados y sus costos acumulan subas de hasta un 50%. Advierten dificultades para afrontar su pago.


La disparada del dólar, que pasó los $34, obliga a revisar las ecuaciones económicas en todos los ámbitos, y uno de los más sensibles tiene que ver con la salud. Los insumos médicos ya acumulan incrementos del 50% y los proveedores advierten que empiezan a dificultarse los cobros, lo que afecta la reposición.

“Las devaluaciones para nosotros son mortales porque se nos disparan muchísimo los costos, tanto de equipo como de insumos médicos”, sostuvo Eduardo Javkin, presidente de la Asociación de Clínicas y Sanatorios Privados de Rosario.

Respecto a los insumos, en diálogo con Vía Rosario, contó que habitualmente las empresas de salud se manejan con un stock importante, pero aclaró que las complicaciones se registran a la hora de reponerlo, y más en momentos como este.

Se dispara el precio de insumos médicos

“Cuando hay mucha volatilidad, los proveedores a veces demoran la entrega, o dan menos plazo de pago, lo que afecta la capacidad de respuesta de las clínicas”, añadió.

Miguel Buz, referente de la Cámara de Droguerías e Insumos Médicos de Rosario (Cadin), negó que se corte la provisión de material indispensable para la salud, pero sí reconoció que necesariamente deben ajustar los valores.

“La mayoría de los insumos médicos vienen de afuera, y los que se producen acá, tienen un componente importado, por lo que la variación del dólar nos afecta muchísimo”, manifestó a Vía Rosario.

En lo que refiere al ámbito público, Buz explicó que desde que se acordó con la Municipalidad el pago cada 120 días no están registrando inconvenientes. Más laxo es el acuerdo con la Provincia, que les paga cada 180 días, lo que en esta coyuntura deja los precios muy atrasados.

“Muchos que cotizaron al precio que estaba el dólar a comienzos de año, ahora están cobrando algo que no les alcanza para reponer, y los contratos hay que cumplirlos”, dijo y adelantó el problema que se va a venir: “Los precios subieron un 50% y con esos valores ya empezamos a ver problemas de cobranza”.






Comentarios