Una de las jóvenes que fue a bailar quedó en terapia intensiva y sospechan que ambas consumieron droga.


Dos jóvenes se descompensaron en una fiesta electrónica que se llevó a cabo el último fin de semana en Santa Fe y la Justicia federal ordenó allanar el boliche al que asistieron bajo la sospecha de que allí se vendió droga. Mientras tanto, una de ellas permanecía internada en terapia intensiva.

El director del Hospital Cullen, Juan Pablo Polletti, confirmó este lunes que la muchacha de 24 años que seguía alojada en el efector había llegado en estado grave por una intoxicación derivada del consumo de estupefacientes e incluso requirió asistencia mecánica respiratoria a lo largo del domingo.

La situación de la chica oriunda de Paraná mejoró con el correr de las horas afortunadamente y los médicos esperaban que el progreso permitiera derivarla a una sala común pronto. La otra paciente de 25 años, quien también vive en la capital entrerriana, recibió el alta la misma mañana del hecho y pudo regresar a su casa junto con su madre.

Las primeras medidas para esclarecer el incidente generaron por la tarde del día posterior un procedimiento comandado por la Policía de Investigaciones (PDI) para inspeccionar Island, el complejo al que ambas jóvenes concurrieron el sábado por la noche a la vera de la Ruta Nacional 168.

Los agentes provinciales fueron enviados por orden del juez Francisco Miño, encargado de determinar si hubo venta de droga dentro del boliche como parte de las actuaciones correspondientes al fuero federal.





Comentarios