Desde la cartera de Salud recomendaron tomar recaudos para evitar enfermedades respiratorias. 


Las bajas temperaturas y la aparición de virus respiratorios obligan a tomar recaudos especiales y desde el Ministerio de Salud provincial dieron algunos consejos para evitar complicaciones.

Las consejos generales para la población son el lavado frecuente de las manos con agua y jabón, cubrirse la nariz y la boca al toser o estornudar, evitar asistir a lugares cerrados donde concurra mucha gente, ventilar los ambientes y mantenerlos libres de humo de tabaco, vacunarse contra la gripe si se pertenece a los grupos de riesgo, y no automedicarse ante los primeros síntomas, sino consultar al médico, además de guardar reposo para no contagiar a otras personas.

Al mismo tiempo, recomendó concurrir a la consulta médica cuando los niños experimenten síntomas como fiebre, mocos o dificultad para respirar, cuya atención debe ser urgente si los bebés enfermos se encuentran decaídos y rechazan el alimento; respiran aceleradamente, con ronquidos o silbidos y se les hunde el pecho al respirar. El riesgo es mayor si tienen menos de tres meses, bajo peso o nacieron prematuramente.

Desde la cartera de Salud también resaltaron la importancia de la vacunación antigripal, que es el método más seguro de protección contra las enfermedades infecciosas, no sólo en niños sino también en adultos. Es gratuita en hospitales y centros de salud de toda la provincia.

También es fundamental estar atentos a los síntomas de la gripe, que suelen ser un cuadro de fiebre alta, tos, dolores musculares que pueden ser leves o moderados. En la mayoría de los casos, los pacientes no tienen dificultades graves. Sin embargo, hay riesgo de desarrollar complicaciones (la más frecuente es la neumonía), enfermedad que aumenta entre los grupos de riesgo.

Para evitar el contagio es importante Lavarse con frecuencia las manos con agua y jabón, especialmente al regresar a la casa luego del trabajo, la escuela o alguna salida. Si no se cuenta con agua, se puede utilizar alcohol gel al 70% y evitar la concurrencia a espacios cerrados con mucha gente, porque ello favorece el contagio de infecciones respiratorias.

Además, se recomienda ventilar bien la casa, espacio laboral o escolar cuando sea posible. Evitar fumar en lugares cerrados. Cubrirse la nariz y la boca al toser o estornudar (preferentemente con el codo) y utilizar pañuelos descartables.

En el caso de padecer un síndrome febril se deberá hacer reposo y no automedicarse. Hacer lo que se conoce como el “distanciamiento social”, o sea que en la medida de los posible no llevar el niño a la escuela y no concurrir a los controles médicos en períodos de alta circulación de enfermedades respiratorias, será mejor reprogramar los controles preventivos. También es trascendental aplicarse la vacuna si se pertenece a un grupo de riesgo.

Evitar el humo del tabaco y ventilar los ambientes es otra de la medidas a tomar ya que el humo del cigarrillo disminuye el funcionamiento de las defensas del aparato respiratorio en los niños más pequeños. Por eso no se debe fumar en espacios cerrados.

Los establecimientos educativos pueden contribuir a la prevención de las enfermedades respiratorias a través de actividades destinadas a promover los hábitos que disminuyen su transmisión, además utilizar alcohol en gel en el caso de que no haya agua y jabón disponibles.

También debe ventilarse periódicamente el edificio del establecimiento; extremarse las medidas de higiene –principalmente en los baños y las superficies de contacto como manija de las puertas, grifos de baños, mesadas, etc.– usando lavandina al 0,5 por ciento como desinfectante; disponerse de jabones líquidos y rollos de papel descartable para el secado de manos en los baños; y contar con alcohol en gel en caso de no disponer de agua y jabón.




Comentarios