Polémica por el millonario contrato que firmó el Municipio para depositar la basura

A pocos días del vencimiento del acuerdo actual los concejales tiene que analizar la extensión del acuerdo y manifiestan que no tienen tiempo para evaluar alternativas.

A poco del vencimiento del contrato, la intendencia prorrogó el convenio con la empresa que controla el relleno sanitario de Ricardone para enviarle por cuatro años más los residuos de Rosario. Se trata de un acuerdo que podría llegar a los 760 millones de pesos y debe ser acompañado por los concejales, que de oponerse dejarían a la ciudad en medio de una crisis para tratar los residuos.

La decisión del Ejecutivo Municipal no hizo más que disparar la polémica en el Palacio Vasallo. Es que se trata de un contrato por cuatro años, y los ediles cuestionan el importe, la fecha de envío del documento para que sea evaluado por el cuerpo deliberativo a pocos semanas del cese del acuerdo actual y sin margen para discutir una alternativa.

"Es un contrato corrupto, a medida, directo, por una cifra millonaria, sin licitación porque durante años no se buscaron alternativas y siempre se alimentó al mismo relleno", manifestó a La Capital el concejal radical Jorge Boasso, sobre la medida que fue firmada por la intendenta Mónica Fein y la secretaria de Ambiente y Espacio Público, Marina Borgatello.

"Es una vergüenza que la intendenta mande un contrato tan importante a un mes de que venza el actual para que lo aprobemos sin analizarlo en profundidad", agregó el edil.

Desde la Municipalidad argumentaron "no tener otra alternativa" por tratarse del único espacio habilitado para recibir los residuos de la ciudad. "Apelamos al contrato directo dentro del marco legal vigente al no haber otra alternativa para depositar la basura", sostuvo Borgatello.

A propósito del tratamiento de los residuos sólidos urbanos, el concejal peronista Eduardo Toniolli, sse posicionó sobre “los inclumplimientos de la ordenanza de Basura Cero que establece metas concretas para reducir la cantidad de toneladas que se envían al relleno sanitario".

El contrato establece que de mínima deberán depositarse en el relleno sanitario unas 8.000 toneladas mensuales a un valor unitario final de $984. Si se multiplica este valor por los doce meses del año y luego por los cuatro años de contrato arroja un costo de 377 millones de pesos.

Pero el convenio también contempla la posibilidad de que se envíen más de 20 mil toneladas mensuales, a razón de unas 800 diarias, como ocurre en la actualidad. En ese caso el valor unitario es de $795, lo que multiplicado por ese peso, por doce meses y cuatro años da $763 millones.