La derrota abultada en el Gigante de Arroyito a manos de Banfield propiciará algunos cambios en Rosario Central. El lunes, la Academia jugará buena parte de sus chances de clasificación a la Zona Campeonato de la Copa de la Liga Profesional en Mendoza ante Godoy Cruz y todas las líneas están en examen más allá de los cambios obligados.

La línea defensiva es el epicentro de las críticas y del fastidio que en conferencia de prensa expresó el entrenador Cristian González. "No nos pueden convertir desde un saque de arco", advirtió. Para el partido ante el Tomba, Joaquín Laso puede reaparecer tras cumplir su fecha de suspensión y también espera Facundo Almada.

La lesión de Fernando Torrent por la fractura de un dedo del pie derecho es otro dolor de cabeza para el director técnico, ya que lo considera parte de la estructura ideal y no volverá a contarlo este año. En su reemplazo estará Damián Martínez, futbolista que todavía no ha debutado en el torneo y no ha logrado continuidad tras su llegada a principio de año.

En la mitad de cancha, el orientador táctico podrá trabajar toda la semana con Fabián Rinaudo, volante que que sigue mejorando su condición física aunque reconoció que no está en plenitud. Su ingreso por Emmanuel Ojeda es otra alta posibilidad para jugar una carta fuerte en Cuyo. En función de ataque, ante el Taladro tuvieron una actuación absolutamente definitoria y el ingreso en el complemento de Gino Infantino y Alan Bonansea pueden llegar a ser alternativas viables para cambiarle la cara por parte del cuerpo técnico.

Fuente: Noticias Liga Profesional de Fútbol.