La UNR denunció que quieren impedirle la instalación de su base científica y en Entre Ríos salieron a desmentirlo.


En el marco de la inédita crisis ambiental por los incendios en el Delta del Paraná, autoridades de ambas provincias protagonizaron un nuevo round de la disputa política sobre el fuego en las islas. Así la Municipalidad de Victoria desmintió que se opongan a la instalación de una base experimental en terrenos pertenecientes a Rosario.

La historia comenzó el viernes, cuando el rector de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), Franco Bartolacci, publicó una carta de Prefectura Naval Argentina. La misiva alude al proyecto para montar un espacio de producción científica en el humedal y le recuerda que está vigente una ordenanza de la ciudad entrerriana que prohíbe la circulación en su jurisdicción.

El ex decano de la Facultad de Ciencia Política y Relaciones Internacionales consideró “insólito” el mensaje. “Quieren impedir que instalemos la base científica en terrenos de la Municipalidad de Rosario. Sería importante que controlen y prohíban el acceso a los que incendian nuestras islas, no a los que vamos a hacer investigación para defenderlas”, afirmó.

Al otro lado del río, el intendente Domingo Maiocco respondió un día más tarde y salió a desmentir “categóricamente” las críticas dirigidas a su administración. Al respecto recordó que el Concejo local creó una comisión de ordenamiento territorial para definir los usos del humedal y aclaró que no oponen a la propuesta de la UNR. “Destacamos y alentamos la iniciativa“, aseguró el funcionario.

Imagen de archivo.




Comentarios