La Fiscalía denunció que la víctima tuvo una beba fruto del sometimiento sistemático de su padre.


A partir de la investigación sobre una aberrante denuncia, la Fiscalía Regional de Rosario pidió este martes una pena de 30 años de prisión para el acusado de violar a su hija durante 12 años. En el marco de la causa se comprobó que el detenido es el padre biológico de la beba que tuvo la víctima tras los hechos que investigan las autoridades.

La causa se encamina a juicio en los Tribunales provinciales de San Lorenzo mientras Enrique Ricardo P. permanece detenido desde principios de 2019. De acuerdo a la hipótesis de los funcionarios a cargo de la pesquisa, el fotógrafo agredió a la niña de manera sistemática en Capitán Bermúdez.

El fiscal Juan Ledesma formuló el pedido de condena en la audiencia preliminar ante el juez Juan José Tutau para pasar a la última instancia de debate oral y público y dictar sentencia. En esa instancia se definirá la responsabilidad penal del padre de la joven por abuso sexual gravemente ultrajante con acceso carnal. El delito se considera doblemente agravado y también se suma la figura de lesiones leves calificadas.

Según las pruebas recolectadas hasta el momento por el MPA, la nena tenía 8 años cuando el acusado empezó a someterla​. Luego de la imputación, su padre fue trasladado a la cárcel de Piñero.




Comentarios