El Tate y la Academia ya tienen fecha tentativa, pero necesitan autorización debido a la pandemia de coronavirus.


Mientras esperan que se confirme el inicio del torneo de Primera División, Unión y Rosario Central acordaron jugar un amistoso​ para calentar motores de cara a la próxima temporada. La idea de ambos clubes es medirse este sábado y ahora esperan autorización por parte del Ministerio de Salud.

Voceros del club santafesino le dijeron a Télam que la propuesta avanzó a partir de conversaciones entre el entrenador Juan Manuel Azconzábal y su par canalla, Cristian “Kily” González.

Los tatengues son los más interesados en ponerse a prueba, ya que próximamente deben disputar la Copa Sudamericana. Al respecto, la Conmebol anunció que el 24 de octubre se sortearán los 16avos. de final y el torneo se reanudará en las dos semanas siguientes. En febrero, el equipo se destacó por haber eliminado a Atlético Mineiro a pesar de haber perdido 2 a 0 en el encuentro de vuelta en Brasil.

Al margen de las necesidades deportivas del Tate, el amistoso depende del visto bueno de las autoridades sanitarias en medio de la aceleración de los contagios por coronavirus en la provincia. Si finalmente hay luz verde, Unión y Central se enfrentarán el fin de semana que viene. Según trascendió, lo más probable es que lo hagan en el predio Casasol, situado en las afueras de la capital.




Comentarios