Detuvieron a su madre, de 19 años, y al padrastro del pequeño de tan sólo un año.


Los padres de un bebé de un año fueron detenidos, luego de que la criatura quedara internada en el Hospital de Niños Víctor J. Vilela por presentar múltiples fracturas, mordeduras y hasta quemaduras en todo el cuerpo.

El viernes por la tarde, una joven de 19 años llevó al pequeño a un Samco de Pueblo Esther diciendo que se había caído de la cama. Sin embargo tras examinarlo, los médicos constataron múltiples lesiones, golpes en la cabeza, en oído y ojos.

Además presentaba fracturas en brazo, codo y muñeca izquierda, mordeduras y quemaduras de cigarrillo. Lo derivaron al Vilela y se dio aviso a la Fiscalía, que ordenó la detención de esta mujer y de su pareja, padrastro del bebé. Ya interviene la Dirección de Niñez.




Comentarios