La modalidad se repite en la zona. El delincuente pensó que no había nadie en el departamento de Crespo al 200 y rompió la puerta con una barreta.


Matías aprovechaba que era su día libre y decidió seguir en la cama escuchando música. Un fuerte estruendo lo hizo salir de su habitación. Pensaba que su esposa, que acababa de salir, había olvidado algo en casa. Cuando llegó al comedor se encontró con un desconocido que lo vio y corrió hacia la vereda con dos celulares y una notebook que arrancó del cargador. Fue un sábado de angustia para el hombre de 34 años que fue víctima de una modalidad de robo que se repite en el barrio Luis Agote, las adyacencias de la Facultad de Medicina y Echesortu.

“Quedé paralizado, salí corriendo y el intruso terminó arrojando la computadora”, indicó Matías sobre lo que ocurrió el sábado pasado al mediodía. En la huida del delincuente subió a una moto en calle Crespo al 200, la cuadra en la que acababa de robar.

El robo ocurrió en un departamento de la planta baja en un edificio de Crespo al 200. (Vía Rosario)

Matías vive con su mujer en la planta baja de un edificio de apenas cuatro pisos. “Forzó la reja de entrada, empleó una barreta e hizo volar la cerradura de mi casa. En segundos accedió al interior. Estoy seguro que observó que mi esposa salía y pensó que el departamento estaba sin gente”, explicó el muchacho a Vía Rosario.

La pareja decidió recurrir a este medio luego de ver que a pocas cuadras de allí hubo un golpe similar. En San Nicolás y Tucumán, Pablo sacó a su perro a pasear y al regresar a los pocos minutos vio que faltaba su pantalla de televisión. La escena quedó grabada por las cámaras de seguridad y se observa cómo el responsable del atraco sale a la vereda y se las ingenia para escapar en moto portando el artefacto. El procedimiento fue similar, la víctima contó a Canal 3 que el ladrón forzó la puerta de ingreso del edificio y corrió hasta el primer piso para entrar al departamento.

“Son muchos los vecinos que me contaron que la zona está liberada. Lo llamativo es que los hechos ocurren a plena luz del día y en cuestión de segundos”, relata Matías que ahora intenta que el propietario de la unidad que alquila se haga cargo de los gastos del arreglo del marco de la puerta que quedó destrozada tras el asalto.

El fin de semana se reportó en Francia al 700 el ingreso de dos ladrones al garaje de un edificio luego de romper el mecanismo automático del portón. El registro en video del complejo posibilitó que los moradores de la torre vieran cómo se alzaron con cuatro bicicletas.




Comentarios