Los abogados rosarinos que impulsaron el amparo creen que el Estado debe tener una "presencia más firme y precisa".


Representantes de la asociación civil rosarina que impulsó el amparo ambiental por los incendios en el Delta del Paraná se mostraron satisfechos con la respuesta de la Corte Suprema de la Nación. Sin embargo, advierten que no hay buenos antecedentes sobre medidas similares para preservar el humedal.

“La experiencia indica que muchas veces esto no tiene un funcionamiento efectivo como correspondería”, argumentó el abogado Sebastián Farina sobre la orden de conformar un Comité de Emergencia Ambiental con tres gobiernos provinciales, la intendencia y la Municipalidad de Victoria.

En diálogo con LT8, el letrado se mostró “satisfecho y expectante” ante la posibilidad de que se puedan cumplir todos los pasos que estableció el máximo tribunal. Sin embargo, observó que la resolución demanda “una solución inmediata” para extinguir todos los focos y por otra parte “confiere 15 días para que se implemente un acuerdo”.

Mientras tanto el problema sigue. Se debería haber dado una instrucción expresa, esto es verdaderamente intolerable”, objetó el representante de Equística sobre la coyuntura actual en la ciudad y la región. En cuanto a los antecedentes, subrayó la falta de una “presencia más firme y precisa” de todos los niveles del Estado para evitar la crisis ambiental.

En líneas generales, Farina manifestó que “la Corte tomó una muy buena decisión” frente al conflicto. A esto agregó que la legislación vinculada a la problemática “es buena y debe respetarse pero nunca se respetó“.




Comentarios