La oficina suspendió la tarea en el Centro de Justicia Penal donde se desempeñaba el empleado infectado.


Los casos positivos de covid-19 penetran cada vez más en espacios de trabajo en Rosario y ahora el Ministerio Público de la Acusación (MPA) anunció que la Unidad Fiscal de Homicidios Dolosos pasó a realizar su tarea de forma remota ya que se detectó un infectado entre los trabajadores de dicha repartición en el Centro de Justicia Penal.

Según informaron desde el MPA sobre el trabajador en cuestión se realizó el correspondiente hisopado dando como resultado positivo en covid-19.

Se activaron así los protocolos correspondientes, aislando a las personas que tuvieron contacto estrecho y poniendo en funcionamiento el teletrabajo para la Fiscalía especializada.

Al parecer, el empleado del MPA infectado tuvo contacto estrecho el el sábado 18 de julio con una persona que dió positivo el lunes 27. Lo cierto es que esa misma jornada el trabajador, que presentaba fiebre, fue aislado preventivamente y se le realizó un hisopado este martes, corroborando el cuadro de coronavorus con un resultado que se conoció este miércoles.

Desde el MPA mencionaron que en todo momento se mantuvieron las normas sanitarias dictadas con distanciamiento y barbijo mientras se desarrolló la actividad en la Unidad de Homicidios.




Comentarios