El gobernador ratificó la hipótesis de la quema intencional pero acotó: "Necesitamos lluvia y no la tenemos".


En vísperas de la inauguración del Hospital Modular de Granadero Baigorria, el gobernador Omar Perotti defendió este martes la hipótesis sobre incendios intencionales frente a Rosario. Así como pidió que los responsables “estén presos y tengan un castigo”, advirtió que las condiciones meteorológicas atentantan contra el esfuerzo de las autoridades.

“Las actitudes iniciales de quienes toman el tema como algo normal o habitual sin duda llevaron a este desastre que estamos viviendo”, afirmó el mandatario sobre el recrudecimiento del conflicto en el Delta del Paraná. Asimismo, acotó: “A la naturaleza no la parás con un decreto, una reunión ni un fallo. Necesitamos lluvia y no la tenemos“.

Tal como lo planteó la ministra de Ambiente y Cambio Climático, Erika Gonnet, el rafaelino subrayó que los brigadistas a cargo de evaluar la situación no descartan acciones deliberadas como la causa del avance del fuego. En este sentido recordó que las tierras afectadas son jurisdicción de Entre Ríos y eso demanda un “acuerdo profundo” que también involucre a la Nación. Por otra parte, observó que “la dispersión de acciones legales puede llevar a dispersar los efectos” en busca de que las autoridades a cargo frenen la quema ilegal.

“Estamos tratando de coordinar los esfuerzos. Volveremos con la misma fuerza para tener la mejor posibilidad de disminuir estos focos en la coyuntura. Desgraciadamente las perspectivas de lluvias están lejanas y el panorama de bajante y sequía juega en contra”, remarcó el titular de la Casa Gris sobre la perspectiva a mediano plazo en la región.




Comentarios