Reclaman ante la Justicia Federal que el Gobierno de Entre Ríos intervenga ante los nuevos focos detectados.


El intendente de San Lorenzo, Leonardo Raimundo, amplió este lunes la denuncia ante la Justicia Federal por las quemas de pastizales en las islas del río Paraná, las cuales perjudican el ambiente y la salud de pobladores del cordón industrial.

La presentación en la capital de Entre Ríos  apunta “contra los productores responsables de los incendios y las autoridades encargadas de controlar la aplicación de la normativa vigente”, informaron a Télam desde la Municipalidad.

Entre sus fundamentos, el escrito indica que la actividad genera “serios daños” al otro lado del río. De esta manera, Raimundo intimó nuevamente al Gobierno entrerriano a intervenir “de forma inmediata” para impedir una práctica que recrudeció en los últimos días, causando “problemas respiratorios a los vecinos y disminución de la visibilidad en la vía pública”.

En la presentación detalló los daños ocasionados por esos actos, que según puntualizó “podrán tipificarse como delitos penales de acción pública perseguibles de oficio”.

El dirigente de la Unión Cívica Radical (UCR) se refirió a la “gran cantidad de humo y cenizas a causa de los incendios producidos intencionalmente en los pastizales en el Alto Delta” frente a San Lorenzo. Sobre las consecuencias, remarcó que el fuego perjudica a la “fauna ícticola de la cual vive gran número de los habitantes” de la cabecera departamental y zonas aledañas, así como la flora, los pobladores ribereños, los transeúntes y los turistas.

El intendente argumentó que la zona de origen del humo es jurisdicción de la Municipalidad entrerriana de Victoria y subrayó la “marcada urgencia” frente la a necesidad de constatar si los incendios fueron intencionales. Idéntico problema afectó además a Rosario, Villa Constitución, Empalme, Theobald, Pavón y Rueda.




Comentarios