El detenido fue acusado formalmente horas antes de un nuevo asesinato a pocas cuadras en el mismo barrio.


La Justicia provincial ordenó mantener bajo prisión preventiva a un acusado por el triple crimen de Génova y Cabal. El sospechoso es el segundo imputado dentro de la causa por el ataque perpetrado en febrero en Empalme Graneros, donde este mismo lunes se registró un nuevo homicidio.

Según la fiscal Marisol Fabbro, el detenido es uno de los cuatro hombres que llegaron a bordo de un automóvil hasta el barrio y abrieron fuego contra las víctimas. De acuerdo a la hipótesis oficial, Cristian Carlos Villazon llevaba una ametralladora calibre 9 milímetros con la que le disparó desde atrás a una joven pareja mientras ésta iba en moto con su beba de un año y medio.

Christofer Albornoz y Florencia Corbalán perdieron el equilibrio en ese momento y cayeron al piso junto a la pequeña Adelai Chelsi. A continuación, otro tirador se acercó y remató a la niña en el piso. Por este último acto ya habían imputaron en marzo a Matías “Salteño” Ortigoza, de modo que quedan dos personas por identificar dentro de esa secuencia.

Además del delito de homicidio agravado, el sospechoso fue acusado por portación ilegítima de arma de fuego de guerra en relación al hecho. La jueza Silvia Castelli aceptó la calificación legal y dispuso que el detenido permanezca tras las rejas durante 90 días.




Comentarios