El delantero por el momento no renovará el contrato y Central ya empieza a pensar en otro nueve. La continuidad de Riaño, una posibilidad.


La negativa del delantero de Central, Marco Ruben, a renovar su contrato, al menos por ahora, le abre al flamante entrenador Cristian González, y a los dirigentes otro escenario en la formación del nuevo equipo.

“Hasta ahora el ‘Kily’ no nos pidió otro delantero porque el contrato de Ruben recién vence este martes y todavía no nos sentamos a hablar”, informó el secretario de Central, Guillermo Hanono, a Télam.

En este sentido, a los delanteros Claudio Riaño y Sebastián Ribas, que también están a préstamo en Central, se les vence el 30 de junio el contrato y, a pesar de que los dirigentes no tienen previsto renovarles el vínculo, el nuevo escenario podría abrirle una puerta a uno de ellos.

El uruguayo Ribas vuelve a Lanús, el club dueño de su pase, en cambio Riaño tiene la ficha en su poder y, en caso de que el entrenador “canalla” pida por uno de ellos, será más fácil dialogar directamente con este último. 

Además coincide con las características de un juego más veloz, en sintonía con el equipo que pretende el flamante entrenador, quien habla de “intensidad, vértigo, recuperación rápida de la pelota y jugadores de buen pie”. Aunque por ahora no hay nada.

Por el momento, con la salida de estos tres atacantes, el DT cuenta con Lucas Gamba como su delantero más experimentado, de 33 años, y con los juveniles Ignacio Russo -hijo del ex técnico canalla, de 19 años;- Alan Marinelli, de 21, y el mexicano Luca Martínez Dupuy, de 18 años.

(Fotografía: Marcelo Manera)




Comentarios