De médico de la periferia rosarina, a comandar los destinos de la Casa Gris, la historia política del "flaco".


Hermes Binner murió a los 77 años, dejando un gran legado en la política local y provincial, y quedando en la historia como uno de los grandes gestores de la salud pública.

Binner había nacido el 5 de junio de 1943 en la ciudad santafesina de Rafaela, donde sus abuelos se establecieron tras dejar su natal cantón suizo de Valais. Militante en el socialismo desde los 18 años, se graduó en 1970 como médico en la Universidad Nacional de Rosario, en la que fue secretario de extensión universitaria.

Hermes Binner falleció a los 77 años

Como médico, trabajó en la década de 1970 en la populosa periferia pobre de Rosario y se especializó en anestesiología, medicina del trabajo y luego en salud pública, formación que le permitió acceder por concurso a altos cargos directivos en hospitales públicos, hasta que en 1989 se convirtió en secretario de Salud Pública de Rosario.

Bajo la Intendencia de Héctor Cavallero empezó a diagramar la idea de un sistema de salud pública de alta calidad, que podría aplicar más adelante. Su primera experiencia electoral fue en 1993, cuando lo eligieron concejal de Rosario. Dos años más tarde ganó la Intendencia de la ciudad, que ocupó por dos periodos (1995-1999 y 1999-2003).

Hermes Binner falleció a los 77 años

Durante esos años logró una gran descentralización administrativa y operativa de la gestión municipal, con el fin de estar más cerca de los vecinos. Esto se materializó en centros de distrito y en la construcción de decenas de centros de salud estratégicamente ubicados. Se hizo cargo del bautizado “Monumento al pozo”, una mole abandonada en pleno centro rosarino, al que convirtió en el Centro de Especialidades Médicas Ambulatorias de Rosario (Cemar), que entre otras prestaciones ofrece un moderno laboratorio en el que hoy se hacen tests de coronavirus.

La culminación de su obra fue el vanguardista Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca), uno de los máximos íconos de la salud pública rosarina. Para que la sanitaria quedara como una política de estado, incorporó tecnología de punta, estableció capacitaciones continuas al personal médico y dejó fijada una fuerte inversión presupuestaria en la materia. Este trabajo llevó a la ciudad a ser reconocida a nivel internacional por su drástica reducción de mortalidad infantil y baja tasa de mortalidad por problemas vinculados a la pobreza.

Cemar

En 2003 compitió por la gobernación de Santa Fe, que no ganó por la polémica y luego derogada Ley de Lemas. Dos años más tarde fue elegido diputado nacional como candidato del Frente Progresista, Cívico y Social. Por ese mismo frente, Binner ganó en 2007 las elecciones que le consagraron como el primer gobernador socialista de la historia argentina y que pusieron fin a 24 años consecutivos de gobiernos peronistas en Santa Fe.

Su proyecto político se basó en llevar los logros de Rosario a la provincia. Para eso dividió a Santa Fe en nodos regionales, y en cada uno de ellos fijó prioridades de infraestructura sanitaria, educativa, de conectividad y de servicios públicos. Luego de su fallida postulación presidencial en 2011, en 2013 volvió a ocupar una banca en la Cámara de Diputados nacional, su último cargo público.

Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca) en Rosario. (Lucas Rivas)

En el mundo político siempre se caracterizó por su perfil sereno y moderado, alejado de todo tipo de escándalos y partidario del diálogo.




Comentarios