El brutal delincuente volvió a ser imputado y ahora recibió prisión preventiva por numerosos hechos violentos protagonizados en la última semana.


La Justicia avanza con las imputaciones de algunos de los numerosos protagonistas de las balaceras ocurridas en los últimos días. En esta ocasión, se determinó la prisión preventiva para un sujeto acusado de tentativa de homicidio agravado, portación ilegítima de arma de guerra, amenazas calificadas y cuatro casos de abuso de armas.

La fiscal Marisol Fabbro de la Unidad de Homicidios Dolosos imputó B.J.N. el hecho ocurrido el 6 de enero de 2020 en Lima y las vías Férreas de Rosario, cuando junto a otro hombre disparó a Miguel A., causándole heridas en la región frontal izquierda. Asimismo se le atribuye haber portado un arma de fuego calibre 9 milímetros para cometer el hecho mencionado.

Ese mismo día a las 22.30 en Lima al 2700, un rato antes de ese brutal episodio, había amenazado de muerte junto a otra persona al hermano de Miguel A. Por último se le atribuye haber circulado junto al hombre mencionado, ambos portando armas de fuego, por Lavalle y 27 de Febrero, y haber efectuado disparos hacia el hermano de Miguel A., al que lesionaron en uno de sus brazos.

El juez de Primera Instancia, Héctor Núñez Cartelle, tuvo por formalizada audiencia imputativa dictando la prisión preventiva efectiva por el plazo de ley. Este salvaje malviviente ya había sido imputado por Tentativa de Homicidio doloso agravado por el medio empleado, uso de arma de fuego, y Portación ilegítima de arma de fuego de uso civil, en un hecho ocurrido el 7 de diciembre de 2017 a las 22 en Rueda y Lima.




Comentarios