Lucas Varela recibió un disparo mientras el hombre forcejeaba con un sujeto armado que huyó sin ser identificado.


Un nene de 12 años fue baleado en la cabeza en el barrio Toba y murió este domingo al mediodía. Fuentes judiciales confirmaron que su padre también resultó herido de gravedad en el mismo episodio el día anterior, cuando salió a la puerta de su casa ante un llamado del agresor.

Según el Ministerio Público de la Acusación (MPA), el tirador llegó hasta la vivienda de Mapic al 6200 este sábado a la tarde con un casco de moto puesto y una mochila colgada sobre su pecho. Cuando el hombre de 49 años salió para atender su llamado, sacó un arma del bolso y ambos empezaron a forcejear.

En medio de la pelea, el sospechoso disparó varias veces y uno de los proyectiles alcanzó a Lucas Mariano Varela, quien se encontraba cerca. El padre trató de auxiliar a su hijo y se alejó del sujeto armado. Entonces éste abrió fuego nuevamente aprovechando la situación y lo hirió en la parte derecha del tórax.

Ambas víctimas fueron trasladadas al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca), donde quedaron en estado reservado. Poco antes de las 19, el caso fue asignado a la unidad de Homicidios Dolosos y el fiscal Ademar Bianchini quedó a cargo de la investigación. El gabinete de la Agencia de Investigación Criminal estuvo trabajando en el lugar en busca de cámaras de seguridad como parte de los pasos a seguir para atrapar al acusado y establecer el móvil del ataque.




Comentarios