Advierten que muchos estudiantes quedan excluidos por dificultades económicas o de conectividad.


El dictado de clases a distancia en la Universidad Nacional de Rosario (UNR) durante la pandemia de coronavirus impactó negativamente sobre la actividad de buena parte de las cátedras. Según advirtió el gremio este jueves, la mayoría de los docentes sufre una sobrecarga laboral debido a la nueva modalidad.

En base a una 1335 encuestas recibidas, el sindicato planteó que el 79,18% de los participantes tiene más trabajo desde que se decretó el aislamiento social, preventivo y obligatorio. Del otro lado, apenas un 6,97 por ciento considera que se facilitó su actividad a partir del contacto online con sus estudiantes.

Entre otros factores a revisar, el relevamiento refleja que el 38,95% de las personas que empezaron a dar clases virtuales no habían utilizado antes los recursos disponibles y más de la mitad sólo admiten “algo” de experiencia previa. Por otra parte, el 71 por ciento hoy le dedica más tiempo a la tarea que a la docencia.

Por otra parte, la Asociación de Docentes e Investigadores (Coad) de la UNR manifestó su preocupación por los inconvenientes para “sostener una mínima relación pedagógica” con los estudiantes. Sobre este punto, la encuesta arroja que en un tercio de los casos no superan el 40 por ciento de participación. “Hay un gran margen que, por dificultades económicas, de conectividad o simplemente por falta de experiencia, está quedando por fuera de las actividades virtuales”, remarcaron a través de un comunicado.




Comentarios