Tres delincuentes armados se metieron en la casa de zona norte, pero un vecino los escuchó y llamó a la policía. Terminaron presos.


Un violento asalto bajo la modalidad de entradera ocurrió este miércoles por la tarde en la zona norte. Dos abuelos fueron reducidos, pero un vecino escuchó gritos y llamó a la policía. Los detuvieron.

El hecho ocurrió en una vivienda de Carrasco al 4200, cuando tres delincuentes armados y con el rostro cubierto irrumpieron y ataron y amordazaron a los moradores. Posteriormente sustrajeron una serie de objetos y huyeron.

Sin embargo los gritos de la mujer fueron escuchados por vecinos que dieron aviso a la policía, que rápidamente llegó al lugar, justo cuando los malvivientes estaban por escapar en un Volkswagen Gol rojo. Fueron detenidos.

(Fotografía: @leodelga2)




Comentarios