En una coyuntura sin paralelismos, el padre Ignacio Peries condujo este jueves la misa de Jueves Santo con transmisión online en vivo desde Rosario para sus miles de seguidores. La ceremonia forma parte de una programación atípica debido a la epidemia de coronavirus en la que debió suspender el vía crucis para hacer en cambio un encuentro virtual con los fieles.

La postal de los bancos vacíos en el barrio Rucci pudo verse a la tarde a través de la cuenta oficial de Instagram del templo y también por Youtube, entre otras páginas. El sacerdote contó con algunos colaboradores presentes y se dirigió a la cámara, pero también invitaron a las familias en sus casas a realizar algunas actividades en simultáneo.

Al conmemorarse la última cena, el referente de la Parroquia Natividad del Señor anunció una bendición especial para los panes preparados por quienes seguían la misa a través de Internet.

Debido a la propagación de COVID-19 y la vigencia del decreto presidencial de de aislamiento obligatorio, Ignacio mantiene cerrado el templo desde el 16 de marzo. Sin embargo, sus ayudantes reiteraron esta medida para evitar que se acerque gente durante Semana Santa y enfatizaron que "no se realiza ninguna actividad" allí luego de cancelar el tradicional vía crucis.