La actividad logística en el complejo portuario del Gran Rosario no se detiene pese a la cuarentena total y en ése contexto desde el Sindicato de Vigiladores de San Lorenzo (Sutravip) salieron a denunciar que hay empresas de seguridad privada que al parecer obligan a trabajar a empleados mayores de 60 años transgrediendo la vigencia del aislamiento social.

"Son 4 o 5 casos de trabajadores que viven dicha situación. Dichas empresas operan en cerealeras muy importante de la zona y cercanas al puerto de San Lorenzo", explicaron desde el gremio en un comunicado.

Al parecer el planteo derivará en denuncias penales. "Iniciaremos las acciones legales correspondientes. Hoy no podemos ir a protestar a las puertas de las empresas por la cuarentena pero apelamos a la cordura de los empresarios para cuidar la salud de los compañeros", dijo Carlos Gasparri, integrante del Sutravip.

Gasparri expresó además que "notamos la predisposición de un vasto sector de la patronal para brindar las medidas de seguridad", aunque habló de casos puntuales donde al parecer hay escasez de elementos básicos para garantizar la profilaxis de los trabajadores.

"Estamos contactándonos con todas las empresas telefónicamente debido que por la cuarentena no podemos hacer vistas en las distintas plantas para que se respete y preserve debidamente la salud", consideró el sindicalista.