Las grandes cadenas se vieron abarrotadas este domingo ante el posible anuncio de nuevas medidas por coronavirus.


Las principales cadenas de supermercados de Rosario compartieron este domingo una jornada agitada a la espera del anuncio del Gobierno nacional sobre nuevas medidas para prevenir la propagación de coronavirus. Los clientes se quejaron en redes sociales sobre las largas colas y la falta de productos en góndolas.

Sea en el centro o la periferia, las grandes superficies comerciales se vieron colmadas por la llegada de compradores temerosos de quedarse sin mercadería. En Circunvalación y Sorrento los encargados tuvieron que regular la entrada en grupos mientras se extendía una larga cola de automóviles en el acceso al estacionamiento.

Las góndolas de una de las sucursales de Micropack quedaron casi vacías promediando la tarde. (Vía Rosario)

Los hipermercados se vieron superados por el pico de demanda vinculado a posibles restricciones para evitar el contagio de COVID-19 en medio de la pandemia. Quienes se encontraron con stock agotado en muchos locales también tuvieron que lidiar con la falta de cajeros para reducir la espera y el amontonamiento en los establecimientos.

La escena se repitió con variaciones en varios súper rosarinos y llamó la atención mientras el Gobierno provincial confirmaba nuevos casos sospechosos descartados. Al mismo tiempo el Ejecutivo convocó a una reunión de gabinete en la ciudad de Santa Fe para definir el rumbo a seguir a partir de las directivas sanitarias desde la Casa Rosada.




Comentarios